ahorrar

¿Qué debo hacer? ¿Ahorrar o Ganar Más?

La primera tendencia que tienen las personas cuando se encuentran en dificultades económicas es buscar donde cortar en gastos y ahorrar más.

Déjame decirte: Si tienes creatividad para buscar donde recortar en gastos, tienes la misma creatividad para buscar otras fuentes de ingreso. Obviamente, las personas suelen tomar el camino rápido, fácil y común: AHORRAR.

Si esperas a estar en dificultades económicas para ahorrar, YA ES MUY TARDE!! olvídalo… no pierdas tu tiempo y sobre todo no quemes tus energías!

Cortar en gastos y ahorrar en tiempos difíciles trae más y más escasez. Es en los momentos difíciles que nos ponemos más creativos porque nuestro instinto de supervivencia se agudiza y hacemos todo lo necesario para poder mantenernos a flote. Pero si nos vamos por el camino “fácil”, el que el resto de la sociedad sigue, vamos acabar como 98% de la sociedad: QUEBRADOS!

Muchas personas se quedan estancadas en frases como: “es que yo no se hacer nada más” o “mi trabajo me ocupa demasiado tiempo y no puedo hacer nada más” …Tonterías. Siempre hay opciones; hay muchas cosas que puedes transformar en fuentes de ingreso, pero como nunca te has puesto a pensar en ello, simplemente consideras que no sabes hacer nada más. Y sobre la falta de tiempo,…todos tenemos 24 horas en el día, tanto los ricos como los pobres, tanto las personas fracasadas como las personas de éxito, tenemos las mismas 24 horas. Qué hacemos con ellas es lo que traerá unos u otros resultados.

Haz una lluvia de ideas y escribe en un papel 20 cosas que podrías hacer esta semana para generar nuevas fuentes de ingreso. No importa que sean ideas muy pequeñas o insignificantes. A veces en las cosas más simples está la solución.

Recuerda: La falta de dinero no es un problema, es simplemente la consecuencia de otro problema mayor.

Págate a ti Primero!

Págate a ti primeroEstoy seguro que ya has oído esta frase. “Págate a ti primero”. Pero muchos no están muy seguros de lo que esto significa.
Asumiendo que eres una persona responsable, lo que normalmente haces es: trabajar, ganar dinero, pagar tus facturas, gastar el dinero y finalmente,…..ahorrar.

Vale,…a la etapa de ahorrar no llegan muchos porque el dinero no les alcanza. Aquí es donde comienza a tener significado lo del “págate a ti primero”.

Dependiendo del país donde vivas, el gobierno se asegura que no vayas a gastarte el dinero que le corresponde a ellos. Ellos saben que te gusta gastar, ir de vez en cuando a un buen restaurante, comprar aquellas cosas que te están “enamorando” desde hace días en aquella tienda que tanto te gusta…..creo que ya me entiendes, no?

Antes de que puedas siquiera ver el dinero, el estado ya te ha quitado su parte. Ellos se pagan a ellos primero (o mejor dicho, ellos te quitan tu dinero antes que tu).

Esta es una práctica que deberíamos todos seguir. Antes de pagar nuestras cuentas, antes de gastar el dinero en cosas que queramos, etc., debemos guardar una parte para nosotros.

Lo ideal es que cada mes ahorremos por lo menos el 10% de lo que ganamos. Pero el sentido de ahorrarlo no significa que al final de 12 meses, vamos a retirar nuestros ahorros para irnos a un viaje. Los ahorros de lo que estoy hablando son la base de tu seguridad financiera.

Hoy en día es muy fácil automatizar nuestros ahorros a través de nuestro servicio de banco online. Todos (o casi todos) los bancos disponen de este servicio y puedes configurar el sistema de manera que siempre que hagas un ingreso en tu cuenta, te quite un porcentaje y lo envíe a otra cuenta. Si tu banco no dispone de este servicio, por lo menos  tendrás la opción de retirar un valor fijo por mes (saca la cuenta de cuanto ganas normalmente por mes, quítale el 10% y pídele a tu banco que transfiera ese valor a otra cuenta).

Pagándote a ti primero es posible que haya meses de aquellos más “apretados” que alguna de tus facturas quede en atraso,….pero esta sería la primera vez que sería por una buena causa: Tu estabilidad financiera.
No caigas en la tentación de pagar todas tus facturas, ir a gastarte tu dinero y finalmente (si sobra algo) ahorrarlo. Invierte el proceso, comienza por tus ahorros y te darás cuenta que dentro de un año, sentirás una tranquilidad muy agradable sabiendo que tienes dinero de emergencia muy bien guardado en caso de que lo necesites en algún momento dificil.

 Scroll to top