Deuda positiva Vs. Deuda negativa

deudasLa creencia popular nos enseña que nunca debemos gastar más de lo que tenemos y que debemos mantenernos lo más alejados posibles de las deudas. Esto tiene mucho sentido. Pero no siempre. Tenemos que saber distinguir cuándo debemos adquirir una deuda y cuando debemos evitarla.

No todas las deudas son malas y no todas son buenas. Empecemos con las deudas buenas o deudas positivas:

Cualquier tipo de deuda que adquiramos en pro de un beneficio económico posterior, es una deuda positiva. Pedir un préstamo para abrir un negocio, para comprar una casa, para educarnos o para facilitar la manera como trabajamos a través de la contratación de personal o compra de equipos electrónicos, en otras palabras, para la adquisición de activos, es considerado una deuda positiva. Este tipo de deudas (llamada “apalancamiento”) nos va a ayudar a aumentar nuestros ingresos a corto, mediano y largo plazo (dependiendo del tipo de activo). Por supuesto, el plan tiene que estar muy bien estructurado de manera que los ingresos que vamos a recibir logren pagar la deuda y al mismo tiempo nos generen lucros. Si tienes un buen plan y confías en que tu idea traerá nuevos ingresos, no dudes en adquirir una deuda si es necesario.

Por otro lado, tenemos las deudas negativas:

Cada vez que usamos la tarjeta de crédito o pedimos un préstamo para comprar ropa, una televisión nueva, un reloj, unas vacaciones por el caribe, un coche o cualquier otro tipo de pasivos, es absolutamente irracional adquirir una deuda. Para todo aquello que no nos va a generar ingresos es mejor pagarlo de contado o en caso de que se pague a crédito, pagarlo lo más rápido posible para evitar los intereses (que en muchos casos, son tan caros o más que el valor del propio producto, dependiendo de cuánto tiempo demoramos en pagarlo). Mucha gente cae en la tentación de pensar que ciertos pasivos son activos. Un buen ejemplo de esto son los coches. Una vez que el coche sale de la agencia, ya pierde de un 35% a un 50% de su valor. Si lo compramos a crédito, luego de pagar los intereses, no solo nos damos cuenta de que no es un activo, sino que fue una gran estupidez no haberlo comprado al contado. Es verdad que la mayor parte de las personas no tienen la posibilidad de pagar el coche en su totalidad y necesitan inevitablemente recurrir a un crédito. Lo ideal sería poder pagar inicialmente lo máximo que sea posible, reduciendo el valor del préstamo. Por otro lado, intentar pagarlo lo antes posible, reduciendo el valor del interés. Con todo esto no quiero decir que no debemos comprar a crédito, sino que debemos saber distinguir cuando es “sabio” endeudarnos y cuando es mejor evitarlo.

2 Responses to Deuda positiva Vs. Deuda negativa
  1. Pablo - servicio tecnico pc Responder

    Como dice Robert Kiyosaki, en “Padre Pobre, Padre Rico” Si sale de tu bolsillo y no hay retorno finalmente es un pasivo, pero si eso te entrega un beneficio es un activo.
    Saludos

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>